Posturas para dormir en pareja y qué dicen de nuestra relación

posturas para dormir en parejaLas posturas para dormir en pareja que adopta cada miembro mientras duermen proporcionan una de las pistas sobre el estado real de la relación, útil principalmente En las terapias de pareja, que llenan las consultas de los psicólogos en estos últimos años.

A veces son las pequeñas señales las que mejor nos describen las distintas situaciones. Hay momentos o actividades en las que es imposible fingir. Eso lo saben muy bien los psicólogos que analizan con interés algunos detalles, como los que se producen cuando una persona no puede ejercer ningún control consciente, por lo que desvelan realmente de ese individuo.

Posturas para dormir en pareja y su significado

Veamos algunos ejemplos representativos del significado de las posturas al dormir en pareja:

Dormir de espaldas a la pareja

Dormir de espaldas no tiene por qué ser una mala señal. Si las espaldas están tocándose quiere decir que, aunque se trata de personas que preservan su nivel de independencia, mantienen a la vez el contacto con la pareja.

Si están separadas, puede ser síntoma de una necesidad de libertad o separación. Pero, si la postura general es relajada, puede ser un problema individual, no de pareja.

Dormir de frente a la pareja

Quienes duermen de frente parece que están más cercanos. Pero, cuidado, porque esa postura puede indicar una necesidad de control, de vigilancia del otro, propia de las personas con problemas de celos.

En el caso de estar entrelazados, además de la pasión propia de las primeras etapas de enamoramiento, puede esconderse una personalidad excesivamente celosa.

Cada miembro de la pareja duerme por su lado

Las parejas en las que cada uno de los miembros duerme por su lado, pero hay un punto en el que se tocan, son aquellas en las que se respeta el espacio individual del otro, con confianza mutua.