Nos mentimos a nosotros mismos… pero ¿Por qué?

Por-qué-nos-mentimosHay determinadas reacciones o comportamientos humanos que se repiten de forma habitual, sea cuál sea la sociedad o época en la que nos encontremos. Una de esas constantes tiene que ver con el mecanismo que nos empuja a mentirnos a nosotros mismos frente a determinadas situaciones. Y un clásico en la explicación del fenómeno del engaño es el estudio que plantearon, a finales de los 50, los investigadores Festinger y Carlsmith.

La investigación

La vigencia de esta investigación probablemente tiene que ver con la claridad de su estructuración.. El fenómeno implica que la persona está ante una disyuntiva con dos De lo que se trata es de enfrentar al individuo ante una disonancia cognitiva para observar cómo resuelve cada uno el conflicto pensamientos contradictorios.

En el caso del estudio del año 1959, el estudiante objeto del experimento tenía que acometer una tarea aburrida en la primera parte de la prueba para, en una segunda fase, tener que convencer a otros de hacer lo mismo. En este punto, unos mentían con el argumento de que se trata de una actividad muy entretenida y gratificante, mientras otros se limitaban a constatar que era aburrido. En el primer caso, el estudiante recibía una compensación de un dólar frente a los 20 que percibía el otro.

Las conclusiones

Lo que demuestra este estudio es que el menos compensado económicamente tenía que auto convencerse de que su participación había sido interesante, para no acabar frustrado.

El segundo no necesitaba mentirse a sí mismo puesto que había sido gratificado económicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *