La memoria en los seres humanos y su funcionamiento

La memoria, un proceso mental investigada por la moderna psicología cognitiva

memoria humanaLa moderna Psicología Cognitiva tiene, entre otros objetivos, el de investigar los distintos procesos mentales que permiten al ser humano ser capaz de manejar la información que recibe. En este objetivo se abarca el estudio de la percepción, del lenguaje, del pensamiento y, como no, también de la memoria. Porque el papel que esta última desempeña es especialmente significativo.

Los modelos de memoria

Sin embargo, dada su complejidad, para los expertos resulta incorrecto hablar de memoria en singular, lo exacto es hacerlo de varios modelos de memoria. Cada uno de estos modelos tendría una función, una duración y un objetivo diferenciado. Y es el conjunto de la actividad de todos ellos el que permite a cada individuo desarrollar su capacidad de memoria.

La memoria, mecanismo intelectual que permite almacenar información en el cerebro

memoriaHay que empezar también por señalar que, la memoria es el mecanismo intelectual que permite el almacenamiento de información en el cerebro. De todos los modelos existentes para explicar su funcionamiento, es el estructural el más difundido. Lo normal es que, para completarlo, se añada el modelo de memoria de trabajo que amplía la explicación del primero.

EL modelo estructural fue planteado por Atkinson y Shiffrin a finales de la década de los 60 del pasado siglo XX. Para estos dos autores, la memoria está compartimentada en tres almacenes distintos: la memoria sensorial (MS), la memoria de corto plazo (MCP) y la memoria de largo plazo (MLP).

Cada uno de estos “almacenes” tiene una capacidad distinta, entendida como la cantidad de información que puede guardar. También una duración, o sea tiempo que permanece la información activa antes de borrarse, diferente. Y, finalmente, su propia codificación, esto es, cómo almacena cada una de estas tres memorias su información.

La memoria sensorial

Muy fiable pero muy brevememoria sensorial

Si nos centramos en la memoria sensorial hay que empezar por definirla como la que procede de los sentidos. Es, por tanto, muy fiable pero muy breve, pues solo dura como máximo dos segundos.

Se puede dividir en tres subgrupos teniendo en cuenta el sentido del que proviene: icónica (imágenes), ecoica (sonidos) y háptica (estímulos táctiles).

La memoria de corto plazo

La MCP solo dura entre 30 y 45 segundosMemoria a corto plazo

Por su parte, la memoria de corto plazo, o memoria activa como también se la denomina, es aquella de la que el individuo es consciente en todo momento. De hecho, entra en acción cuando deliberadamente prestamos atención a la memoria sensorial. Un caso típico es el de la repetición de un número de teléfono para aprendérnoslo. Porque, es precisamente la reiteración de un dato la que nos permite almacenarlo, ya que la duración de la MCP es solo de 30 a 45 segundos.

Curiosamente, se ha comprobado que esta memoria es básicamente acústica, lo que implica que se traducen a sonidos incluso las imágenes. En cuanto a su capacidad oscila entre los cinco y los siete ítems.

La memoria de largo plazo

Almacena la información de la MCP que no hemos perdidomemoria a largo plazo

Finalmente, la memoria de largo plazo es donde se almacena la información procedente de la MCP que hemos sido capaces de retener a base de repeticiones. Responde, por tanto, al concepto generalizado que se tiene de la memoria. Tanto su capacidad de almacenaje como la permanencia de la información son muy grandes. Su funcionamiento es muy complejo pues se trata de un sistema activo que renueva y evalúa constantemente los datos almacenados.

Se divide en dos subsistemas: la declarativa o explícita (información semántica con un trasiego constante) y la implícita (procedimientos, reflejos condicionados o condicionamientos emocionales, entre otros).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *