El efecto real de una mala noche en nuestro rendimiento

DormirNo existe duda alguna sobre el papel protagonista que el sueño desempeña para que nuestras funciones cognitivas y nuestro organismo en general se mantengan en buen estado. La expresión sueño reparador ha sido abalada por los resultados de innumerables estudios médicos. Dormir bien tiene efectos directos en nuestro rendimiento al día siguiente y en nuestro estado anímico.

Sin embargo, sentada esta premisa, los especialistas en problemas del sueño han querido ir más allá. El objetivo final de muchos de sus trabajos no es otro que dar respuestas eficaces para las personas que padecen insomnio, un porcentaje de población cada vez mayor, sobre todo en las sociedades modernas.

Una última investigación, realizada por psicólogos de la Universidad de Colorado buscaba comprobar si los efectos positivos de una buena noche de sueño tenían que ver con el hecho real de haber dormido lo suficiente o, por el contrario, bastaba con que el individuo estuviese convencido de haber descansado bien.

El experimento

Para comprobarlo pusieron en marcha un experimento con 50 de sus estudiantes. Se taraba de convencerles de que habían dormido correctamente, independientemente de la percepción inicial que ellos tuviesen. Para ello, se les habló de unos sistemas de medición de la calidad de sueño, en el que no se tenía en cuenta la cantidad de horas dormidas.

Las conclusiones

Las conclusiones fueron sorprendentes. Al someterles a unos ejercicios matemáticos a la mañana siguiente, los resultados obtenidos por el grupo al que se le dijo que su sueño había sido bueno, fueron claramente mejores que los del otro. Así, parece que el efecto placebo funciona en esta materia, lo que abre una vía esperanzadora para los insomnes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *