La Agresividad Infantil y el ejemplo que damos

Agresividad infantil
imagen: guiainfantil.com

Más allá de la desobediencia, que ya implica un serio problema para educadores y padres, sin duda, la agresividad infantil es un paso de gigante y un reto mucho más complejo de solventar. Un niño violento es, además un manipulador, con un nivel de rebeldía que supera mucho el normal.

Si no se detecta y trata a tiempo, la agresividad en los niños genera adultos con problemas

Como en cualquier deficiencia emocional y de comportamiento, si no se produce una detección precoz que permita trabajar a los profesionales en una edad temprana, el niño agresivo desembocará en un adulto con profundos problemas. El fracaso escolar y una adolescencia sin capacidad de integración social serán parte de las vivencias por las que pase.

Definiendo la agresividad infantil

causas de la agresividad infantil
imagen: recursosdeautoayuda.com

Pero, ¿qué es exactamente la agresividad infantil? Una conducta agresiva es siempre intencionada y persigue hacer daño bien físico o bien psíquico al otro. En el caso de los más pequeños se manifiesta con actos físicos (patadas, golpes o empujones, por ejemplo) o verbales (insultos, palabrotas…).

Causas de la agresividad en niños

Los casos de violencia en niños puntual, suelen ser la respuesta a un brete que puede originarse por distinto problemas con las personas adultas o con otros niños.

Con los primeros puede ser por insumisión por parte del menor ante las reglas impuestas por el mayor, o por los castigos que reciben cuando no respetan las reglas impuestas. Con otros niños se pueden deber a alguna agresión recibida por parte de otro menor

Causas distintas son las relacionadas con los propios deseos del niño. En ocasiones muestran agresividad para conseguir lo que quieren, y esto puede producirse tanto con mayores como con niños de la misma edad o incluso más jóvenes.

La violencia infantil directa y la violencia contenida

El niño puede ejercer lo que se llama una violencia indirecta, es decir, no ataca directamente a la persona objeto de su reclamación, sino a sus objetos o pertenencias. Pero, también puede ser más sutil, lo que se denomina violencia contenida, en la que se limita a gesticular o gritar.

Agresividad Infantil Puntual Vs Enquistada

Hay que distinguir entre episodios agresivos puntuales - normales en la infancia - de lo que es un comportamiento enquistado. Generalmente sus causas son de dos naturalezas, activas o reactivas.
En el primer caso, el niño nace con esa agresividad como rasgo de su carácter. En el tipo reactivo está respondiendo o imitando un comportamiento violento aprendido.

El modelo a seguir y el modelamiento

modelo a seguir
Imagen: caribenoticias.com
Un modelo a seguir es lo necesario para combatir la agresividad en los niños, en concreto el aprendizaje social. 

Independientemente del conflicto causante de un episodio agresivo infantil, la

frustración que experimenta el niño produce una reacción. La reacción será de uno u otro modo dependiendo de las experiencias vividas por el niño.

Cuando se dice “los niños hacen lo que ven en casa” o “si dice esas cosas será porque lo ha oído en casa”, no es una mera suposición. Los niños pueden actuar igual que han visto actuar a sus padres o cualquier otra persona, esto es el modelamiento.

Niño tirano
imagen: chulucanasnoticias.com

Un niños que se sale con la suya mediante la agresividad repetirá el comportamiento

Como hemos dicho más arriba, un episodio violento se puede deber a un intento de satisfacer un deseo personal. En estos casos si el niño se sale con la suya y consigue lo que quiere, ten por seguro que volverá a usar el mismo método para su próximo “capricho”.

En algunos casos esto es causa directa de nuestra forna de comportarnos con ellos. Por ejemplo:

Mi hijo de 5 años está saltando encima de la cama y le digo:
——-“Jorge deja de saltar en la cama”.
Pero Jorge hace como si no me oyese, entonces le grito:
——-“¡¡¡PARA AHORA MISMO!!!”

El niño entonces para, yo me quedo satisfecho de mi autoridad.

violencia padre hijo
imagen: elconfidencial.com

Pero no me estoy dando cuenta de que me estoy automodelando y al mismo tiempo estoy modelando a Jorge.

A mí porque con mi forma de actuar consigo lo que quiero, por eso repetiré el método, ahora que sé que funciona.

A Jorge le estoy enseñando cual es el modelo a seguir para conseguir lo que se quiete: DECIRLO A VOCES!!.

Para saber más sobre la agresividad infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *