Se puede dejar de ser una persona insegura

PERSONALIDAD INSEGURAUna cosa absolutamente normal es sentir cierto grado de inseguridad ante cuestiones concretas a las que tengamos que enfrentarnos. Nadie es seguro al cien por cien y de manera permanente. Pero, de ahí a que la inseguridad sea nuestro estado habitual, va un abismo.

La inseguridad está directamente relacionada con nuestro grado de autoestima, como es evidente. Por tanto, una medida eficaz es educar a los más pequeños potenciando sus capacidades y generándoles seguridad. Pero, claro, cuando somos adultos el enfoque es diferente.

inseguroO no tanto, porque de lo que se trata es de aprender a valorar nuestras capacidades. Puede que no seamos muy buenos en algo, pero seguro tenemos otras facetas en las que destacamos. Se trata, en primer lugar de reconocer nuestras potencialidades. Desde esa perspectiva positiva es más fácil que no nos dejemos paralizar por el miedo, porque sabemos que podemos trabajar con otras alternativas.

La información es una herramienta muy eficaz para salir airoso de cualquier problema. Si eres consciente de tus carencias en un tema concreto, busca datos y experiencias que te puedan servir para sacar adelante esa situación conflictiva.

También te puede ayudar a reafirmarte comprobar que, incluso las personas que tienes como modelos de seguridad, tienen algún temor o inseguridad. Te pueden servir de modelo pues te demuestran cómo todo es cuestión de voluntad.

Las relaciones con personas positivas son la mejor influencia. Quienes no te cuestionan porque tengas un fallo, permiten que tu autoconfianza se afiance y que cada vez seas más capaz de tomar tus propias decisiones, aunque eso implique que te equivoques a veces.

Esta entrada fue publicada en Psicoterapia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *