Crisis de identidad, nociones básicas

Crisis de identidadLas crisis de identidad son uno de los procesos psicológicos que más estudios e investigaciones han protagonizado. Básicamente, se trataría de entender las causas y las consecuencias que estas crisis tienen en los individuos que las experimentan, por cierto, con mucha más frecuencia de lo que parecería a simple vista.

Estas situaciones se caracterizan por ser momentos en los que una persona se cuestiona profundamente toda su vida, su manera de actuar y su forma de relacionarse con los demás. Es decir, se enfrenta a su realidad más trascendente.

Erik Erikson

By ?Waveformula at en.wikipedia [Public domain], from Wikimedia Commons

Uno de los investigadores más interesado en el tema de las crisis de identidad fue Erik Erikson, un reconocido psicólogo que puso el foco de su atención en este tema probablemente como consecuencia de su propia experiencia vital. Y es que, este hombre de aspecto nórdico pero raíces judías, pasó por el trance de sentirse igualmente fuera de lugar en los dos grupos sociales en los que se desenvolvió gran parte de su vida.

Sus conclusiones son significativas, hasta el punto de que Erikson afirma que la adquisición de la personalidad es un proceso que se prolonga en el tiempo y que se relaciona directamente con el entorno social en el que evoluciona cada persona.

Para él, al final la identidad es una sensación de carácter subjetivo, que se mantiene de manera continuada en el tiempo y que se comparte por un determinado grupo social.

De hecho, la identidad se adquiere siempre de manera gradual y dentro de los patrones culturales disponibles en el entorno en el que se desarrolla cada individuo.

La Crisis de Identidad y el proceso de individuación

El proceso de individuación tiene lugar durante la adolescencia. El adolescente pasa por este proceso junto con su grupo de amigos, donde lleva a cabo nuevas identificaciones que le conducen a un territorio donde puede comparar ideales, valores y estilos de comunicación humana que verifican sus primeros aprendizajes. Se produce un distanciamiento entre esos dos mundos que sellará sus elecciones y parte de su cimentación identitaria.

Esta entrada fue publicada en Psicoterapia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *